Listening to – and learning from – the voice of the patient

El reclutamiento de pacientes es la dificultad más grande en ensayos clínicos. Desde la identificación y participación de pacientes en general hasta reducir los exámenes fallidos o limitar el abandono de pacientes después de su inscripción, los desarrolladores de productos farmacológicos enfrentan grandes puntos débiles a la hora de iniciar sus ensayos clínicos.  

El reclutamiento y retención de pacientes sigue siendo el mayor desafío en estudios clínicos. Hace falta diseñar protocolos pensando en las necesidades de los pacientes para alcanzar mayores niveles de mejor reclutamiento para investigaciones clínicas, incrementar los índices de participación y ahorrar tanto tiempo como dinero.

El poder de una simple pregunta

En Covance nos tomamos la voz del paciente muy en serio.  Aprovechando los millones de puntos de contacto generados por LabCorp, nuestra compañía matriz, y analizando algunas de las áreas de enfermedades más críticas en las que están trabajando los desarrolladores farmacológicos, hemos generado una base de datos propia con más de 65.000 encuestas de voz del paciente. Esta información nos da acceso a información detallada sobre qué es lo que impulsa a los pacientes a participar en ensayos clínicos. 

Nuestro portal sigue creciendo, con unas 3.000 nuevas entradas al mes, que representan perspectivas de más de 30 países y más de 20 indicaciones.

Aplicar la voz del paciente al diseño de protocolos  

Aplicar información sobre pacientes es particularmente útil para evitar grandes demoras en el reclutamiento que pueden poner en riesgo el éxito de un ensayo. Por ejemplo, hace poco un patrocinador se puso en contacto con nuestro equipo de Inteligencia sobre Pacientes porque había diseñado un protocolo que requería que los pacientes permanecieran una noche para el estudio, pero la población de pacientes objetivo no estaba ni remotamente interesada en participar cuando se enteró de este requisito.

Después de ingresar esta indicación en nuestro portal, nuestro equipo descubrió que de los 10.000 pacientes con esta enfermedad con los que habíamos hablado, solo un pequeño porcentaje indicó que aceptaría participar en un ensayo si sabía que tenía que pasar la noche. Si el cliente está al tanto de este simple punto de datos lo antes posible, puede ahorrar tiempo y dinero. Entender las preferencias y necesidades de los pacientes antes de diseñar un protocolo tendrá un impacto significativo más adelante.

Lea el estudio de caso:  Incorporar la voz del paciente para mejorar los niveles de reclutamiento en colitis ulcerosa.

Mejorar el método reactivo de diseño de protocolos

En otro programa con el respaldo de Covance estamos ayudando a un nuevo cliente a prepararse para iniciar un ensayo clínico fase I. Los directivos sénior nos dijeron que su índice histórico de reclutamiento de pacientes era de menos del 1 %.

Más allá de cambiar el enfoque del patrocinador para reclutar pacientes, el equipo de Covance le ayudó a usar nuestra base de datos de pacientes e hizo una evaluación profunda. Hicimos encuesta en 13 países para evaluar a 500 pacientes que tenían este estado de la enfermedad y analizamos los elementos de diseño de protocolo específico que este patrocinador estaba considerando.

Con esta mirada más enfocada, pudimos discernir no solo lo que impulsaría a los pacientes a participar, también pudimos determinar la duración justa de la estadía, cantidad de visitas durante todo el ensayo, la distancia que estaban dispuestos a viajar, expectativas financieras y muchos puntos más.

Esta indicación requiere una cantidad significativa de tiempo de monitoreo. Nuestra base de datos mostró claramente que si los pacientes con esta enfermedad tuvieran que quedarse de dos a tres horas en el centro de investigación clínica, jamás participarían en el estudio. 

¿Esta barrera detuvo al cliente? No. Porque nuestro equipo hizo un seguimiento para entender mejor qué impulsaría a estos posibles participantes a aceptar citas de monitoreo más prolongadas. Seguimos investigando y descubrimos que los posibles participantes estaban tres veces más dispuestos a inscribirse si sabían que tendrían acceso a internet, podrían ver películas o la posibilidad de trabajar un poco en línea mientras se los monitoreaba.

Esta información de los pacientes fue algo verdaderamente revelador para el cliente, y evidencia de que hacer algunos cambios en la manera en que presentan las especificaciones de reclutamiento podría tener un gran impacto en el éxito general del ensayo.

Incorporar la voz del paciente

En mis más de 20 años de recopilar información de los pacientes, he escuchado a patrocinadores remeter y decir que "los pacientes no saben lo que quieren o necesitan hasta que tienen que tomar la decisión" y que "los pacientes no son científicos ni médicos", pero hemos demostrado un éxito cuantificable al incorporar la voz del paciente a los ensayos, desde el inicio.

Llegó un nuevo paradigma para la voz del paciente. Esperamos que la industria adopte este enfoque y que algún día todos los ensayos clínicos incorporen algún tipo de voz del paciente al diseño de su protocolo. Ya sea al encuestar a pacientes de varios países o crear lineamientos en las primeras etapas con las organizaciones de defensa del paciente, las perspectivas centradas en el paciente pueden marcar una diferencia en el reclutamiento para ensayos clínicos y, en definitiva, para los pacientes que necesitan un tratamiento que les cambie la vida. Vea más información sobre cómo nuestras fuentes de datos propias pueden mejorar la ejecución de estudios en Covance.com/real-impact

También puede interesarle...

Artículos populares...